miércoles, enero 16, 2008

El cordero

Simplemente salió.

Así, de la nada, por esa necesidad humana de compartir, de relajarse, de reirse un rato disfrutando de una rica comida. Disfrutando también de la amistad y de la hospitalidad campesina.

Un par de horas de conversa, ahí, al lado del fuego, con el mate dando vueltas, esperando que el asado estuviera listo.

Y como siempre, don Beto cumplió. El asado estaba delicioso.

Las fotos, están mas o menos no mas. Sin flash, con el celular... Algo se ve.

6 comentarios:

Marlencita dijo...

Ehhhhhhh..........la verdad mister, pensé que mostraba una isla donde se habá perdido.....je.......No veo el corderito......
Chaus.
P.D...el fin de semana al ladito de las campanas, me toca un lechoncito......

Oscar dijo...

si, la foto está mas o menos no mas.
Lo rojo es el fuego y lo que se proyecta es la mitad del corderito...

Me dieron ganas de comer chachito, que rico. jajajjaja

Marlencita dijo...

JAjajaja........si fuera!!!...........nos ponemos bien de acuerdo mas adelante y concretamos.......total, queda harto verano........
Chaus.

Gris dijo...

chuuuuu yo acabo de compartir uno de los mismos con mis colegas de trabajo en el campo de la secretaria...que linda tarde, bajo los manzanos, tomando borgoña, vino tinto y comiendo un asado de lujo que nos hizo su padre, un profesor rural, que fue apresado y torturado para el 73 y que tiene una calidez humana a flor de piel... que lindo es conocer y compartir con gente buena... me encanta, y seguro que trabajaré siempre con mis principios por delante... gracias por el comentario

titicandia dijo...

Que entrete y que rico.....yami yami....
Titi

Cristy dijo...

me gusta lo que provoca esa costumbre.....el fuego siempre atrae buenas conversaciones....riiico un asadito!