viernes, febrero 08, 2008

Bichos, la venganza

En el verano, muchas veces, aparte de luchar contra el calo sofocante, se debe lidiar con molestos mosquitos como los tábanos o los coliguachos (como se les conoce por esta zona).

Es una real molestia andar espantando estos bichos. Sin embargo, con un poco de paciencia y rapidez, se los puede tomar en el aire y darles de su propia medicina.

Una alternativa es sacudirlos en la mano, para soltarlos nuevamente, totalmente desorientados. Otra, mantenerlos en la mano, sacudiendolos y raciendo un ruido sobre ellos, para que sientan lo mismo que siente uno cuando lo están rondando.

También, y mi práctica favorita, es cortar un palito fino y clavarselo, para luego dejar que se vaya con un pequeño recuerdo.

Una alternativa a esto, es amarrarle un hilo y usarlo como mascota por un buen rato, cortar luego el hilo y dejarlo volar. O en vez de un hilo, un palo fino pero largo, como el que se ve en las fotos.

Ahora, se puede usar como truco publicitario, cuando el hilo utilizado es parte de una bolsa de te, por ejemplo.

En fin, puedo dar fe que este ejemplar de coliguacho, tuvo mucha paciencia para las sesión de fotos y estas son las mejores. Al hacer click sobre las fotos, se ven mas grandes.

19 comentarios:

Solylunnyta dijo...

Hoy te demando a la protectora de animales¡¡¡¡¡

MAlooooooooooooooooooooooo

Eso no se hace niño tonto¡¡


Saludos rabiosos...jaja

Oscar dijo...

ah, otra cosa que se me olvidaba es que dentro del cuerpo de estos coliguachos, tienen una pequeña gota, como de 2 a 3 mm de diámetro y que es como miel, dulce y deliciosa.

Si se animan y atrapan a uno, traten de probarla

titicandia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
titicandia dijo...

Odio los bichos!!! pero no me gusta que los tortures jajaja yo los mato altiro no más....aporposito de bochos estas vacaciones fui literalmente picada por "polcos" unos bichitos que hay en quillón son pequeños como pulgas y dejan las tremendas rochas....con el agravande de ser entera alergica y blancucha, pero bueno con "repelex" un repelente para bichos los espanté los 6 días siguientes jajajaja y a todos los demas por que el repelente es bien hediondito, pero efectivo jajaja
Nos vimos,
Titi

Oscar dijo...

Bueno, el repelex también fue utilizado para espantar los bichos y en una de esas, uno de ellos fue rociado con el repelente.

Esto motivó una serie comentarios al respecto, por la forma en que este se habría de presentar en su casa y con sus amigos, que probablemente lo aislarían, lo echarían de la casa y estaría condenado a vagar como el mundo solo, triste y abandonado y sin entender el porqué....

Anónimo dijo...

jajajajajaj, eso es cagarle la vida al pobre.
otra cosa que no se ha comentado es que tienen dos antenitas, creo que son amarillas, que son como sensores de orientacion, si uno se los saca pierden el sentido de la orientacion y vagan sin rumbo para toda la vida.

Anónimo dijo...

g.g

Oscar dijo...

gg, en mi proximo encuentro cercano con uno de estos bichos, espero comprobar lo de las antenitas.

Ahora, también se ha comentado el hecho de que si con una tijera le cortas levemente un ala, el descontrol del vuelo es tal que giran y giran sin control hasta el infinito....

Aynna Dannan dijo...

Te pasaste pa GORE!!!

Es todo lo que diré, macabro torturador de coliguachos.

Cristy dijo...

ultra saaaadoooo....jajjajajja....

Lore Ortiz dijo...

Yo tb los odio, pero no escribiría sobre el sadismo innato que se me ocurre cuando están cerca...

Debo confesar que alguna vez tb hice eso de ponerle un palo en el traste.

Saludos
Lore

Beatriz Lorca Espinoza dijo...

Ufffffffff horrible lo que hiciste, pobres bichos no se pueden defender en cambio nosotros tenemos repelentes, insecticidas, ropa... de todo para evitarlos o minimizar sus picaduras....MALO

Oscar dijo...

uy, que onda,jjajajaja. A ver si cuando les pique uno de estos bichos y les deje la tremenda roncha, van a pensar igual...

Ahora, nadie ha reparado en las fotos. Me gustaron como salieron y como se ven las alitas de los bichos...

Ma. Antonieta dijo...

jajajaja
Oscar hoy me pus ea revisr mi blog y me dic eunta que fuiste la primera persona en dejarme un comentario por el mes de julio, y me dabas ánimo en este mundo bloggero. Quería agradecerte esas palabras porque estoy a punto de llegar a mis 5 mil visitas y estoy chocha y feliz. Así que vengo a agradecer a los que me ayudaron en un tímido inicio.
Visítame de vez en cuando, saludos.

Nelson, un habitante del patio dijo...

Oscarin:
Creo que te fuiste en volada.
Es cierto que estos bichos son re-molestos, y cuando sean necesario,para que estamos con cosas, creo que lo más conveniente es encajarles un golpe letal.
Pero de allí a torturarlos en revancha por las picadas y molestias, y más encima publicar las fotos , me parece na que ver, socio.
Que quiere que le diga.
Fea la actitud.

Saludos,

Venus dijo...

Que malo eres! yo tb odio a los bichos pero no haría algo asi, nunca!!

mmm... saludos

Luna Agua dijo...

Recuerdo de niña haber jugado a amarrar las patitas a los coleópteros. Los haciamos volar entre las rozas de mi mamá.

Lindos recuerdos


saludos

Oscar dijo...

Bueno, cada cual con su estilo.
A mi simplemente, me cargan estos bichos, al igual que los zancudos y los tábanos y si me llegan a picar, me dura sus buenos días.
Lo bueno, es que los tábanos y coliguachos aparecen sólo en el verano... Acá en la zona rural, se hablaba antes, de que se acababan el 20 de enero, ahora ya casi duran todo el verano.
En fin, a ver que pasa el proximo año. Espero poder sacarles una foto con las alas detenidas y volando....

Marlencita dijo...

Cuando pequeñina, miraba con horror como mi papá hacía con los coliguachos, lo mesmeto que usté mister......pero me salvó de varios ataques de estos bichitos..
Este año ví pocos, no sé si por falta de agua o están casi extintos.....no sería raro ante "algunos exterminadores"........Lo que si hubo y mucho, fueron zancudos, hormigas y pulgas.....grrrrrrrrr, y soy como imán para todos ellos......ta claro por qué..
Chaus.