jueves, enero 26, 2006

Perros y quiltrillos

Escuchar historias es una de las cosas mas entretenidas al ir a Chichintahue, escuchar las aventuras de Don Beto en la montaña, junto a su perro, ya sea llevando el rebaño hasta la veranada, buscando animales perdidos entre la nieve, escapando del león (puma) o bien enfrentándolos, es impresionante.

En la foto, se puede ver a perro, si, un perro llamado simplemente perro. En mi viaje anterior, era sólo un cachorro, mezcla de pastor alemán con policial (¿?), ahora ya tiene dos años, un buen porte y varias historias que contar...

Hace muy poco tiempo, se empezaron a desaparecer misteriosamente las gallinas, lo que hacía pensar en que algún perro se había cebado con ellas o bien andaba algún zorro suelto. Cierto día, la señora de la casa, escuchó las gallinas revolucionadas y vio el voladero de plumas, llamó al dueño de casa, quien llegó acompañado del perro, el cual se puso a olfatear buscando por todos lados. Al encontrar la huella del zorro, fue avivado por el dueño de casa para que lo buscara. El perro partió en dirección al bosque y desapareció entre los árboles. Pasaron un par de horas y no se sabía nada del perro, hasta que lo vieron aparecer... con el zorro a la rastra. El perro tenía varias heridas, pues había peleado con el zorro y salido ganador y llegaba presentando su trofeo.

Otra de las historias de perros, tiene que ver con los leones (pumas). Por ejemplo, este perro es capaz de enfrentarse con un león, si es avivado por su amo. El problema es que en esta lucha es muy probable que el perro salga muerto o muy mal herido, ya que no sabe pelear con un león, aparte de que estos son muy fuertes y rápidos. Cuando son atacados se echan sobre su espalda y con las manos se defienden, pudiendo perforar el pecho del perro que los ataque. En cambio, existen otros perros, que allá les llaman quiltrillos, que son simplemente eso, quiltros, los que concientes de sus limitaciones, sólo provocan al leon, no peleando directamente contra el, buscandoles camorra, tal que, cuando el leon ataca, los quiltros se alejan y huyen, luego vuelven a atacarlos y así sucesivamente. Al final, el león huye o bien trepa a algún árbol, donde podría ser atrapado, como pasó hace un par de años...

5 comentarios:

Aynna Dannan dijo...

Que lindas las historias del campo y más, las que su gente puede contar...

Yo sé que le gusta mucho la vida al aire libre, y la disfruta...
...se esta convirtiendo en un naturalista de pura cepa!!!
Espero que nos siga contando más historias como esta de los perros y quiltrillos...
Abrazo

Selene.cl dijo...

Esos puntos supensivos me suenan a continuará...

Saori dijo...

ahhh (suspiro)
me encantan las historias de perros!!
aunque igual me imaginé al puma destrozando al pobre perrito...

Cristy dijo...

Volvimos a los post largos ??????...buenas historias...buenas aventuras....besos..para ud.

la petite genie dijo...

Es demasiado entretenido escuchar las historias de las personas que viven en el campo….no te das ni cuenta…pero puedes estar mucho rato pegado escuchando….
El perrito se parece al mío…lindooooooo. : )
Faltan muchas cosas que contar…..el cronograma indicaba muchas cosas mas….así es que estás en deuda :)
Que estés bien.
Chau.