domingo, junio 19, 2005

El camino de la espada.

Hace algún tiempo atrás, allá por el 2000, estuve haciendo Kendo o "El camino de la espada", un arte marcial japonés, conocido también como esgrima japonesa. Aún conservo mi indumentaria completa llamada bogú, que se compone por un pañuelo para la cabeza, el tenughi; el men, un casco que proteje la cabeza; el do, que proteje el pecho, los koté o guantes y el taré, que protege el bajo vientre. La espada con la que se combate, es el shinai y se fabrica de bambú y la espada con la que se practica y se aprenden las técnicas se llama bokken y es de madera.
Les puedo contar que la sensación de combate, es realmente increible... adrenalina a mil, control, estrategia, en fin... Lamentablemente mi estado físico no era el mejor (nunca ha sido mi fuerte), mi agilidad, tampoco, por lo que las clases se transformaron casi en tortura, los moretones en las manos, en las costillas, producto de los golpes no tardaron en aparecer, y mi cabeza permanecía adolorida (además que estaba empezando a frustrarme por no avanzar en el tema). Eso y la falta de tiempo (en realidad sin la práctica constante no se avanza), empezaron a minar mi compromiso y finalmente deje de entrenar. La verdad es que siempre quedé con la idea de haber dejado algo inconcluso y me sentía mal por eso. No me gusta dejar algo que me gusta hacer.

Hace algunos meses, descubrí que en Concepción, estaban impartiendo clases de Iaido, arte marcial japonés, que enseña el uso de la espada. Aquí se aprenden las técnicas del combate con espada, la famosa katana. En el iaido, no hay combates como en el Kendo, creo que lo voy a extrañar, pero también siento que la concentración y práctica que se necesita me va a ayudar mucho.
El tema es que ayer sábado, fui a mi primera clase y aún ando pegado con el tema.... Le cuento a todo el que se me cruza en mi camino (y obviamente a ustedes también). Me duelen los hombros y el antebrazo derecho, pero me siento super contento, feliz de haber vuelto a encontrarme con la espada y con mi espíritu de samurai (estoy convencido que en alguna vida pasada fui samurai).

11 comentarios:

Aynna Dannan dijo...

Hola samurai... sigues sorprendiendonos, ehh!
Ojalá que el entusiasmo no decaiga y sobre todo, lo pases bien...
Saludos en el día del padre...

Marlencita dijo...

Estimado señol, me aleglo mucho que haya vuelto a las placticas samuláticas, eso le hace bien y le silve de lelax...pol mi palte, tambien legleso a mis plácticas lelajantes, clalo que las mías son algo más suaves que las suyas; el jueves vuelvo a mis danzas cilculales....feliz pol eso.
Un ablazo en su día, a un muy buen papi.
Sayonala.

Carly dijo...

sabes? me recordó un libro de Barbara Wood "la profetisa"....en él hay un sacerdote que pratica un deporte de esos....un abrazo.

Gris dijo...

Ja,ja,ja yo me aprendí casi todo del kendo y los samurai y las dinastían y esas cosas fascinantes de los japoneses viendo el comic...samurai X
también es bueno ver peliculas de Kitano sobre la mafia japonesa de los yakuza que tienen códigos igualq ue los Samurai...solo que estos son modernos y malos...
un abrazo y que sigas practicando con la Katana...es una hermosa espada, sobre todo la que le fabrican a "La Novia" en Kill Bill vol. II

katinita dijo...

Hol,a

Qué buena que hagas esas cosas. Tengo un amigo que tb se metió hace años a una de esas cosas d eguerreors japoneses, no sé bien cuál, pero tiene una espda curva gigante y pesada.. saludos
katina

Pinot Noir dijo...

Ojo con Oscar... la Black Mamba va quedar hecha una alpargata al lado de él...
Keep on it!

Selene.cl dijo...

Óscar sam, me sorprendes. Quizás lo que te gusta de esos combates es algo casi ancestarl y que debe estar en nuestros genes... nuestros antepasados fueron cazadores... algunos recolectores, pero claramente me impresiona que eres cazador (o un recolector que quiere forzar su destino), de ahí que te guste el combate y la adrenalina corriendo en tu sangre. Te felicito, nos vemos.

Rockoso® dijo...

Ja, que wena! Que entretenido esto. Algún día tendré que probarlo... jejeje.
Saludos.

Anónimo dijo...

Donde son las clases!!! yo quede pegado con el iaido (y el aikido) desde que estuve en Japon hace un par de años, estuve practicando kendo, pero me esguince el tobillo izquierdo y no me he podido recuperar bien. La verdad es que las clases de kendo se me pusieron bien dificiles, porque siempre estoy preocupado de no esguinzarme de nuevo... please, podrias mandar aqui la direccion y los contactos para inscribirme en las clases???? te lo agradeceria ene

Saludos

Enrique

Oscar dijo...

Enrique, si vuelves a leer por acá, las clases son los sabados en la Digeder, en O'Higgins.
A mi el kendo me dejaba loco, por el gran esfuerzo fisico que demanda y la concentración.

Anónimo dijo...

Hola Oscar, gracias por la respuesta, voy a darme una vuelta mañana por la digeder.... a mi el kendo me gusta, pero tengo ese problema en el tobillo que nome avanzar bien, ademas el kendo es (segun yo) mas deporte que arte, en cambio iaido busca la perfeccion en la ejecucion de los movimientos.... en fin, hay ene que hablar al respecto!!!
Estamos en contacto, saludos!!!

Enrique