sábado, abril 30, 2005

Extreme II


Lo de las termas en sábado en la noche, estuvo espectacular y desde las piscina se alcanzaba a ver una luz rojiza en la cumbre del volcán, pasadas las once de la noche, las cuatro piscinas eran nuestras, una para cada uno. A medianoche nos echaron y empezamos a alucinar con el cánopy.
Llegó el domingo, todos despertamos temprano, buen desayuno y a las termas de nuevo, para la nueva aventura.
Llegamos a las 10 y nos llevaron a la "sección equipamiento"... arneses, cascos, fierros por aquí, ganchos de seguridad, guantes y otras cosas, que parecíamos andinistas... Luego, todos arriba de un jeep hasta la primera estación, un cable de acero de 12 mm de diámetro, amarrado a dos árboles, en una longitud de 100 m. Todo bien.
Las explicaciones de rigor, que hacer en caso de esto y de esto otro y no hagan nunca esto y ya lo sabíamos todo.
Diego, Eduardo y Guido fueron los primeros y yo entre tanta foto, quedé al final. Ver a mi hijo colgando del cable y deslizándose fue emocionante, además, que su cara mostraba alegría y ni una pizca de miedo, lo mismo mis compañeros. Así que a subirse a la plataforma, colgarse y deslizarse. Todo bien, muy fácil y una increíble sensación de seguridad, que realmente te tranquiliza. En todo caso, no mucha adrenalina...
El recorrido se compone de seis tramos, los dos primeros, son muy simples, con muy poca pendiente y cortos, como para ver de que se trata. Los otros cuatro, ya tienen mas emoción.
El tercer tramo, tiene un km de largo y pasa a una altura de 120 m sobre el suelo y lo tuve que hacer junto a mi hijo, para hacer peso (no somos muy gordos que digamos), la sensación a esa altura, el viento en la cara, es increíble e indescriptible. Se te olvida todo, te dedicas a mirar, mirar, disfrutar, gritar. Excelente.
Los otros dos tramos, son mas cortos y van entre los árboles y llegas al último, se supone que ya vienes con "experiencia", para hacer este que tiene mayor pendiente, por lo que alcanzas una velocidad mayor. Este es el que tiene la adrnalina, lástima que sea tan corto...
En fin, el circuito es entretenido, la experiencia fue buena y novedosa, pero entre esto y la balsa, concidimos que la balsa fue lo mejor.
Ya han pasado un par de meses, desde este fin de semana extreme, el próximo al parecer será en Chillán, la nieve y un snowboard. Ahi les estaré contando.

7 comentarios:

Aynna Dannan dijo...

WoW!! qué weeeeno!! Ya.. me dieron ganas... tendré que esperar al verano y que me anganche alguien.. te aviso cuando me vaya... jejeje

Chiquilis dijo...

Demasiado entretenido!!! yo quiero!!! Siempre me ha gustado la vida al aire libre, lo malo es que nunca he encontrado alguién que enganche en todas mis locuras. Me encanta saber que la gente disfruta la vida... Suerte y mucho éxito.. ;)

SAORI dijo...

Q envidia, q daría yo por algo de naturaleza...

Carly dijo...

que lindo tu template. Oye, super buen paseo...se ve muy entrete.

Marlencita dijo...

Que espanto!!!!!
Chaus.

dagulche dijo...

guenaa, hay que hacerla ahora en puerto montt

Camila dijo...

Siempre cuando me voy de vacaciones me gusta poder hacer distintas actividades de aventura. En general elijo las de montaña, aunque en el agua también hay muy buenas propuestas. Estaba pensando irme a hacer ski en pucon en estas vacaciones de invierno